Ancas de rana en el plato

Ancas de rana en el plato

Aunque su consumo no está muy extendido, las ancas de rana son una especialidad culinaria de la cultura de muchos países como Francia, España, China, México, Portugal, Grecia y el medio oeste de los Estados Unidos. Sí, habéis leído bien, en España también, pero en la cocina a veces el prestigio de algunos ingredientes aparece o se pierde según las modas culinarias.

 

Si nos remontamos a la antigüedad, en Egipto se creía que las ranas daban mala suerte y en Grecia se creía que eran animales impuros y que no merecían ser comidos por los humanos; sin embargo, en Japón las asociaban con la fertilidad, esta creencia se prolongó durante años consiguiendo que en la década de 1920 el plato de ancas de ranas alcanzara su momento cúspide llegando a ser uno de los platos más costosos.

 

Ancas de ranaEn el caso de las ancas de rana en España, hace unas décadas su consumo era habitual ya que había un mayor número de ranas en las charcas. La gente iba a cazarlas a las balsas, estanques y acequias, utilizando para ello una “mangueta”, un método de captura muy sencillo que consistía en unos trapos con unos alfileres doblados en forma de anzuelos. Las ancas de ranas competían con los cangrejos de ríos en las cocinas de cualquier hogar. Actualmente las ranas son criadas en granjas y su consumo se ha reducido hasta el grado de ser considerado un plato gourmet.

 

Las ancas de rana son las piernas traseras de las ranas y, en cualquier país donde se consume este animal, son su única parte comestible sea de la raza que sea. En nuestro país, la raza que se consume es la Rana Toro, una rana carnívora que se come casi todo lo que tenga al alcance de su boca: insectos, mamíferos pequeños, peces, pájaros, tortugas, serpientes e incluso otras ranas. Generalmente, en las tiendas se encuentran congeladas, aunque se pueden encontrar frescas en algunas pescaderías especializadas. La carne es tierna y posee múltiples beneficios para nuestra saludo por su alto contenido en potasio, calcio, vitaminas y minerales.

 

Ancas de rana¿Y tú? ¿Has probado las ancas de rana? ¿Qué te parecen? ¡Anímate y compártelo con nosotros! Y si quieres conocer más Alimentos curiosos del mundo descúbrelos en el blog de Atenea Eat.

 

Publicado
el 04-04-2016
compartelo...
Síguenos en...
buscador
Últimas noticias
Hoy en Atenea Restaurante os traemos dos recetas clásivas y sencillas que podeis realizar en vuestra casa y ofrecer así a vuestros invitados un postre delicioso y casero. ver más
Comer y beber, los dos favoritos del ocio español. ¿Cuál es el tuyo?ver más